febrero 21, 2016

FAR FROM CALM





Cómo me gusta un domingo tranquilo en el que si no tienes nada que hacer, con salir a dar una pequeña vuelta para despejarte es más que suficiente. Yo, la verdad, estoy disfrutando de estos días libres que tengo, o más bien que he tenido. Ahora llega el momento de ponerse manos a la obra y no parar un segundo de hacer cosas. Después de la calma, se aproxima la tormenta.