enero 04, 2016

¡FELIZ 2016!



¿Qué mejor manera de empezar el 2016 que vistiendo de amarillo? La verdad es que nunca he entendido por qué al amarillo se le conoce como el color de la “mala suerte”. Es uno de mis colores preferidos y no tengo ni un solo motivo como para decir que soy un desafortunado. Este año, mi único propósito es poder decir el próximo 31 de diciembre: “Sigo siendo feliz”. FELIZ 2016!!!